No eliges tus fantasías


¿Te sientes atraído por los niños y tienes miedo de actuar? ¿Tus fantasías te hacen infeliz? ¿No sabes dónde estás parado? ¿Desea masturbarse a veces mientras ve fotos de niños? Antes de cometer un daño irreparable o de encerrarse en la vergüenza, tómese el tiempo para leer esta página.

 


Sin vergüenza, sin tabú


Usted no es responsable de sus fantasías, y ninguna fantasía está prohibida por la ley. Usted es responsable de sus elecciones y acciones. La pedofilia no es inevitable. Usted tiene el derecho de reclamar una vida sexual satisfactoria, y este sitio ha sido creado para ayudarle. Respondemos a cualquier pregunta que tenga sobre la pedofilia y la sexualidad infantil sin tabúes.

 

 

    QUIERO TENER SEXO CON UN NIÑO    
No dejes que tus deseos te engañen: ningún niño quiere tener sexo. Ninguno en absoluto. Nunca. Él puede decirte que él quiere, no se atreve a negarse, a complacerte o a venir y a solicitarte sexualmente porque ha experimentado algo que le ha perturbado. Su deber como adulto o adolescente es responder a este niño que las relaciones sexuales o amorosas con un niño están prohibidas porque dañan a los niños que realmente no saben lo que están haciendo.
     QUIERO MASTURBARME MIRANDO FOTOS DE NIÑOS    
La explotación de la imagen del niño es inaceptable. No se deje engañar por las sonrisas aparentes de un niño manipulado por los adultos. Al masturbarse frente a estas imágenes, usted es cómplice de la explotación sexual de su imagen, usted se está perjudicando a sí mismo y a este niño. Los riesgos de la adicción y el confinamiento son reales.
     SIENTO QUE YA NO QUIERO SENTIRME ATRAÍDA POR LOS NIÑOS    
Aunque hoy en día parezca imposible imaginar su vida sin sentir una atracción sexual por los niños, sepa que con la ayuda de un especialista, muchas personas han logrado superar sus impulsos. Esta atracción no es inevitable. Lo importante es que no te quedes solo con tus impulsos, que no te encierres en una fantasía dolorosa, o que no pienses que estás condenado a la sexualidad platónica.

Esta página ha sido traducida automáticamente a su idioma. Nos disculpamos por faltas de ortografía y de vocabulario.

 

Nuestras publicaciones

 

 

Preguntas y Respuestas

Sobre la pedofilia
¿Qué es la pedofilia y quién es un pedófilo?


Los pedófilos son niños o niñas adolescentes, hombres o mujeres adultos que se sienten sexualmente atraídos por los niños prepúberes (que aún no han alcanzado la pubertad). Algunos pedófilos son atraídos sólo por las niñas, otros por los niños, algunos por ambos, otros por los niños tanto como por los adolescentes o los adultos. La pedofilia existe en todo el mundo, en todos los ámbitos de la vida, independientemente de su riqueza, educación o religión. ¡Sólo porque nadie hable de eso no significa que no exista!

Nadie elige ser un pedófilo y la gran mayoría de los pedófilos nunca abusarán de un niño. Nadie es responsable de sus fantasías, pero todos son responsables de sus propias acciones y acciones. Además, cualquier acto sexual que involucre a un niño debe ser prohibido: está prohibido decirle a un niño que uno está enamorado de él, hacerle comentarios sexuales, mostrarle una imagen pornográfica o su propio sexo, o pedirle que vea el suyo propio, verlo desnudarse, acariciarlo, tocar sus partes íntimas (sexo, nalgas, pecho), tomarlo en su regazo teniendo un

¿Por qué la pedofilia da tanto miedo?


La pedofilia a menudo se define erróneamente como el abuso sexual de niños. En realidad, la pedofilia no es un acto, sino una atracción sexual. Los pedófilos no son monstruos, delincuentes sexuales o asesinos de niños, son personas con dolor que necesitan ayuda para superar sus fantasías o vivir con sus fantasías sin abusar de ningún niño.

¿Por qué alguien se convierte en pedófilo?


Las razones de esto son muy diversas, ya que se basan en la historia personal de cada individuo. Algunos pedófilos han sufrido violencia en su infancia, ya sea sexual o de otro tipo. Otros pueden haber sido profundamente perturbados cuando descubrieron la sexualidad, o pueden haber crecido en familias donde los límites de la intimidad y la sexualidad no estaban claramente definidos (lo llamamos clima o familia incestual).

¿Un día pedófilo, un pedófilo siempre pedófilo?


Sentir deseo por los niños es un gran dolor, pero no es inevitable. Muchas personas ya no se sienten atraídas por los niños después de haber recibido terapia o asesoramiento con un especialista. Otros aprenden a vivir con sus fantasías sin invadir su vida cotidiana.

Comprométase hoy a respetar la integridad de los niños firmando la carta!

¿Puede un adulto enamorarse de un niño?


Un adolescente o un adulto puede experimentar sentimientos de amor por un niño, pero esto nunca debe conducir a la relación sexual, porque ese amor y deseo sexual son imposibles de compartir para el niño, y el niño no es lo suficientemente maduro para entenderlos. Aunque haya mucha ternura, amor y mansedumbre, siempre es cuestión de violencia impuesta al niño. Cuando un ser pubescente siente deseo sexual por un ser prepúber mucho más joven que él o ella, siempre debe mantenerse alejado de él y buscar ayuda, ya que esto es una señal de un problema grave.

¿Es nuestra sociedad un pedófilo cuando erosiona a los niños?


Nuestra sociedad no debe erótica de niños (concurso mini-Miss, ropa sexy o maquillaje para chicas…) ni infantilizar a los adultos (forma pre-pubescente, falta de pelo…)

Al borrar las diferencias entre generaciones, nuestra sociedad impide que los niños ocupen su lugar como niños, que los adultos ocupen su lugar como adultos, y esto está causando una grave confusión que a veces conduce al abuso sexual infantil. Una niña vestida de mujer sexy (ropa de algodón, minifalda, shorts cortos, bikini…) puede provocar en cada uno de nosotros un verdadero malestar; pero si despierta excitación sexual, tenemos que preocuparnos porque sabe que sólo juega para imitar a los adultos, pero sigue siendo una niña: nunca hay invitación o intención sexual en su ropa o en su ropa.

¿Existe el riesgo de ver fotos o videos de niños desnudos?


Masturbarse al ver fotos o videos de niños hace que su cerebro se acostumbre a necesitar la imagen de un niño para emocionarse. Con el tiempo, necesitarás ver más y más para excitarte. Y rápidamente, usted puede sentir la necesidad de ver imágenes de niños desnudos en poses explícitas o asaltadas sexualmente.

Ver fotos o videos de niños abusados (pedopornografía, pornografía infantil, contenido sexual infantil, pornografía infantil, pornografía infantil, pornografía infantil…) te convierte en cómplice de las agresiones que sufren para crear estas imágenes o películas. Mirando estas imágenes, incluso sin pagarlas ni compartirlas, se contribuye a una economía que fomenta la producción de estas imágenes y, por lo tanto, la agresión de cada vez más niños. Producir, difundir o ver imágenes de pornografía infantil es ilegal y altamente reprobable!

Los riesgos son numerosos: arresto policial, adicción a estas imágenes, incitación a reproducir los ataques a los niños en su entorno…

Si usted se siente atrapado con estas imágenes, llame a un especialista rápidamente para ayudarle a destetarse. Siempre hay que ver a los niños en estas imágenes por quiénes son: víctimas explotadas que viven en un momento traumático y doloroso, aunque no sea obvio a primera vista. No se dejen engañar, sus sonrisas son forzadas, a menudo obtenidas con violencia y amenazas: son sólo un frente para enmascarar su malestar y su dolor. No me malinterpretes cuando ves las reacciones del cuerpo de un niño a la estimulación sexual. El hecho de que el cuerpo reaccione mecánicamente a la estimulación no significa que el niño lo disfrute.

Aunque te parezca insuperable, debes encontrar la fuerza y el valor para dejar de mirar estas imágenes.

¿Dónde puedo obtener ayuda?


¿Se siente atraído por los niños? No es vergonzoso pedir ayuda, por el contrario, es una señal de valentía.

En muchos países, existen instituciones y asociaciones de especialistas formados para ayudar a las personas que sienten una atracción sexual por los niños a vivir mejor con sus fantasías y a controlar mejor sus posibles impulsos.

Encontrará una lista en esta página.

Si no existe ninguna institución en su país, puede acudir a un terapeuta (psicoanalista, psiquiatra, psicólogo…) y hablar con ellos sobre sus fantasías pedófilos. Sólo asegúrese de que este terapeuta tiene un título estatal y es parte de una estructura reconocida. Algunos terapeutas te enviarán a otros colegas que son más capaces de ayudarte, otros cerrarán sus puertas sin ayudarte, ¡pero nunca desesperarán! En todos los países hay terapeutas competentes que pueden ayudar a las personas que se sienten atraídas por los niños. No dude en hablar con los terapeutas sobre el proyecto PedoHelp®, nosotros podemos ayudarle.

¿Y si pensamos que alguien a nuestro alrededor es un pedófilo?


Usted puede hablar tranquilamente con esta persona, sin juzgarla, decirle lo que ha visto y sentido, y animarla a buscar ayuda de un especialista calificado. No dude en contarle sobre el proyecto PedoHelp®.

Sobre el abuso sexual de niños
¿Qué es el abuso sexual?


Cuando una persona impone su deseo sexual a otra persona, es un abuso. El abuso es siempre un abuso de poder y a menudo un abuso de confianza, ya que el abusador a menudo ataca a una persona más vulnerable de lo que es.

El niño no es capaz de consentir las relaciones sexuales porque no sabe lo que es y no necesita saberlo. Es demasiado joven e inmaduro para conocer y experimentar la sexualidad. Hacer que un niño tenga una experiencia sexual, incluso cuando se hace en forma de juego, es convertirlo en un objeto que satisfaga sus propios deseos como adulto o adolescente, y es inaceptable.

El abuso sexual es una actividad sexual en la que una víctima es incitada o coaccionada por un agresor, ya sea por ella misma o por otra persona, con o sin violencia física. Se puede abusar sin contacto físico (abuso, acicalamiento, exhibicionismo…) o con contacto físico (visión, caricias, contacto, penetración…) Siempre es abuso sexual.

¿Quiénes son los atacantes?


Los abusadores sexuales de niños son hombres y mujeres que no están bien conectados y a menudo se sienten abrumados por sus impulsos sexuales. Por lo general, se sienten más cómodos con los niños que con las personas de su edad (adultos y adolescentes).

Si el sádico, el agresor perverso, manipulador y calculador que uno imagina a menudo existe bien, es muy raro. La gran mayoría de los abusadores sexuales de niños son personas gentiles y cariñosas que realmente aman a los niños. De hecho, a menudo son muy valorados por los niños y sus padres porque inspiran confianza.

Los diversos estudios de investigación científica llevados a cabo en todo el mundo lo demuestran:

Uno de cada cuatro agresores es un adolescente menor de 18 años.

Uno de cada dos abusadores es miembro de la familia del niño.

El 90% de los maltratadores están cerca del niño (escuela, actividades extracurriculares, vecinos, amigos de la familia, guardería…)

Por lo menos un tercio de los propios abusadores sexuales infantiles son víctimas de abuso sexual cuando eran niños; nunca pudieron hablar de ello o no recibieron la ayuda adecuada.

En el caso de los abusadores sexuales de niños con múltiples reincidencias, el primer asalto se comete a menudo durante la adolescencia, pero no da lugar a ninguna sanción penal o tratamiento terapéutico. Sin embargo, la investigación demuestra que sólo las condenas penales con la debida atención pueden reducir significativamente el riesgo de reincidencia.

La gran mayoría de los niños abusadores sexuales no se habían atrevido a hablar de las fantasías pedófilos que los perseguían antes de actuar.

¿Quiénes son las víctimas?


Es probable que todos los niños sean víctimas de abuso sexual infantil. Sin embargo, aquellos que han asimilado las prohibiciones y reglas de privacidad están mejor capacitados para identificar a los agresores, atreverse a decir no y hablar rápidamente sobre un asalto o intento de asalto.

Los niños solitarios, los niños abandonados a su suerte, los niños que carecen de sentido de la dirección en sus relaciones con otros o los niños que no han asimilado plenamente las reglas de la intimidad (familias incestuales) son los principales objetivos de los abusadores sexuales infantiles.

¿Cuáles son las consecuencias del abuso sexual en un niño?


Un asalto sexual siempre tiene consecuencias graves, independientemente de la edad de la víctima. Los efectos secundarios varían según los niños, el tipo de agresión, el tipo de agresión, el tipo de agresión, la repetición de la agresión, su vinculación con el agresor y la atención terapéutica y jurídica posterior a la agresión.

Los impactos siempre ocurren, pero de diferentes maneras, en diferentes momentos de la vida.

Además de posibles lesiones físicas y daños corporales causados por la violación, el niño puede sufrir múltiples consecuencias psicológicas como: sentimientos de culpa o vergüenza, temor, ansiedad, ira, ira, pérdida de confianza en sí mismo, depresión, ataques de ansiedad, dolor crónico, aislamiento social, desconfianza de todos los adolescentes y/o adultos, dificultades en las relaciones emocionales y sexuales, problemas de memoria, concentración, etc., así como desconfianza física y mental.

La agresión también puede conducir a comportamientos destructivos: intentos de suicidio, autolesiones, anorexia/bulimia, prostitución, delincuencia, conducción de alto riesgo, alcohol, drogadicción, drogas, pornografía…

El abuso sexual también puede hacer que la víctima se convierta en un abusador.

El silencio no es inevitable. El sufrimiento no es inevitable. El horror de la agresión sexual puede ser superado usando especialistas.

Sobre el turismo sexual infantil
¿Quiénes son los niños víctimas del turismo sexual?


Los niños víctimas de la prostitución son tanto niños como niñas, a menudo de entornos socialmente desfavorecidos. El turismo sexual infantil es un fenómeno creciente.

Si usted es testigo de un caso de turismo sexual que involucra a un menor de edad en su país o en el extranjero, infórmelo inmediatamente:
www.reportchildsextourism.eu

¿Cuáles son los riesgos?


Los turistas sexuales vienen de todos los sectores sociales. Pueden ser casados o solteros, hombres o mujeres, ricos o menos ricos, jóvenes o ancianos. Los turistas sexuales que abusan de niños pueden ser enjuiciados en su país de origen si no han sido enjuiciados en el país donde se cometió el delito. Los riesgos son enormes: condenar a varios años de prisión y multas muy elevadas, incluso muchos años después. Las condenas pueden incluir el uso de la prostitución de menores, pero también agresiones sexuales, violaciones, imágenes de niños de naturaleza sexual y otros delitos o intentos de cometer delitos que violen la integridad de los niños.

¿El turista sexual participa en el desarrollo económico de un país?


Un turista que va a un país para utilizar a los seres humanos para el placer sexual empuja la corrupción de ese país, la explotación y degradación de su población.

¿Existe una tradición de sexo con niños en Asia?


En algunos países, la pobreza extrema lleva a los padres a empujar a sus hijos a la prostitución, las redes de traficantes utilizan a estos niños en situaciones vulnerables para enriquecerse, y la gente se aprovecha de la pobreza extrema para convertir a estos niños en esclavos sexuales.

En algunas partes del mundo se cree que las relaciones sexuales con un niño curarían ciertas enfermedades. En realidad, ocurre lo contrario: las relaciones sexuales con los niños son precisamente las que tienen más probabilidades de causar infecciones y transmitir enfermedades como el SIDA. Muy a menudo, los menores en situación de prostitución no son conscientes de los medios de prevención y protección contra las enfermedades de transmisión sexual.

Independientemente del país, la cultura, la tradición o las creencias religiosas, un niño nunca es un solicitante de relaciones sexuales.

Acerca de los niños
¿Podemos besar a un niño en la boca?


Es mejor evitar besar a un niño en la boca, porque el beso en la boca está reservado para los amantes. Un niño necesita entender que los adolescentes y adultos (incluyendo los padres) no son sus amantes.

¿Qué es una familia de incesto?


Dentro de una familia de incesto, las diferencias se difuminan entre generaciones, entre los espacios y roles de cada uno, y hay poco respeto por la privacidad del otro. Esto hace que a los niños les sea difícil reconocer las diferencias entre jóvenes y adultos. Hay un ambiente incestuoso en estas familias, sin que exista un acto incestuoso.

En una familia de incesto, no se respeta la intimidad del niño: besar la boca del niño, bañarse o ducharse con el niño, dejarlo dormir en la cama de los padres o de los ancianos… Las puertas del baño, del baño y de los dormitorios no cierran, o entrar en el baño mientras alguien se lava. Los asuntos de todos raramente son personales: los asuntos de cada persona son autoservicio.

Esta confusión amenaza con convertir a un niño espectador de escenas que no puede manejar: desnudez de adultos, sexualidad de sus padres, confrontación con la pornografía… Su condición de niño no es respetada, y no tiene los puntos de referencia correctos en sus relaciones con los demás. Por lo tanto, es posible que no sean capaces de identificar los enfoques sexuales en adultos, que no puedan protegerse de ellos y que no puedan hablar sobre ellos.

Siempre es esencial que cada uno tenga su propio espacio individual, sin confusión posible con el de los demás. Los límites protegen y enseñan a cada individuo el respeto por los demás en su intimidad y diferencias (edad, cultura, deseo…)

Un niño que crece en una familia de incesto puede tener dificultades para estructurarse, tener su propia identidad y deseos, pero también percibir a los demás como diferentes de él o ella. Esta deficiencia puede llevarle a convertirse en un agresor a pesar de sí mismo, imponiendo sus elecciones o deseos sin comprender que la otra persona no los comparte.

¿Puede un niño sentir deseo y placer sexual?


La sexualidad de los niños es muy diferente a la sexualidad de los adultos, y no se debe confundir a los dos y conocerse.

A medida que un niño se desarrolla, descubre su cuerpo y su sexo y disfruta explorándolo y tocándolo. Este proceso natural tiene lugar solo, en un espacio íntimo. Un niño nunca debe ser incitado, coaccionado, guiado u observado en estos gestos, ni siquiera con ternura y delicadeza. El adulto o adolescente que hace esto comete un abuso sexual muy grave que es muy perjudicial para el desarrollo del niño.

¿Puede un niño tener ganas de tener relaciones sexuales?


Un niño o niña nunca puede querer tener una relación sexual, porque todavía no tiene la capacidad psicológica o fisiológica para vivir una experiencia sexual consciente y sabiamente. Puede decirle a un adolescente o adulto que quiere, o no se atreve a decir no para complacerlo, pero eso nunca es el deseo del niño.

Cuando un adolescente o adulto le ofrece un acto sexual, el niño no sabe lo que es o si es bueno o malo para él o ella. Es demasiado joven para saberlo y no puede decir sí o no a algo que no conoce. Puede ser curioso, pero eso nunca significa que esté de acuerdo. Todo en su momento: descubrirá la sexualidad con alguien de su edad cuando sea mayor.

¿Cómo se trata con un niño que solicita sexualmente un niño más grande?


Un niño puede haber sido perturbado por una escena en vivo, visto u oído y puede haber pedido a un adolescente o adulto que le entreviste, toque o sea tocado en sus partes privadas. Esto nunca es una solicitud de relaciones sexuales, sino sólo una necesidad de saber o verificar lo que está permitido y lo que está prohibido. Es imperativo que el adolescente o adulto establezca límites, recuerde las prohibiciones y proteja al niño de cualquier daño.

¿Se puede introducir a un niño a la sexualidad?


El descubrimiento del propio cuerpo y el de los demás es un signo de una sana curiosidad de los niños: es un juego agradable sólo si se comparte entre niños de la misma edad, es decir, con el mismo nivel de madurez. Por otra parte, no es aceptable ni apropiado que un niño abuse de su poder sobre otro: los adultos deben intervenir.

Si es importante tratar de responder a la curiosidad del niño y a sus preguntas sobre la sexualidad apoyándose, si es necesario, en libros adaptados a su edad, siempre está dentro de los límites de sus preguntas y de su capacidad de comprensión. No es apropiado mostrarle el placer sexual tocándolo, pidiéndole que lo toque o mostrándole su sexo o imágenes sexuales: ningún acto sexual puede ser considerado instructivo.

Las explicaciones son educativas y tranquilizadoras, los actos son abuso sexual destructivo.

¿Qué pasa si un niño ha visto una imagen pornográfica?


Dependiendo de su edad y conocimiento de la sexualidad, usted puede explicarle que la pornografía no tiene nada que ver con la realidad de una relación sexual. Como en las películas, donde los actores pretenden matar y sentir emociones, en la pornografía, los actores profesionales pretenden divertirse: sus gestos son abruptos, sus poses se estudian para permitir que la cámara haga primeros planos en ciertas partes del cuerpo. Las actrices consumen drogas para realizar, a menudo se sometieron a cirugía estética para transformar sus cuerpos. Sus pelos a veces se afeitan y se maquillan y aclaran para eliminar granos, cicatrices o colores naturales de la piel. La pornografía muestra el sexo, no una compartición de la sexualidad.

En la vida real, es lo contrario:”hacer el amor” es tierno, agradable y dulce. Hablamos entre nosotros, intercambiamos caricias y besos que traen placer y bienestar a ambos.

¿Está lista una chica para tener relaciones sexuales tan pronto como tenga su primer período?


Las niñas, al igual que los niños, necesitan tiempo después de la pubertad antes de estar listas para tener relaciones sexuales, porque la sexualidad es tanto física como psicológica.

Imponer el matrimonio o las relaciones sexuales a un adolescente con el pretexto de que es biológicamente capaz de reproducirse es abusivo y perjudicial para su desarrollo y su vida futura.

¿Cómo puedo concienciar a un niño sobre los riesgos de abuso sexual?


Un niño debe poder nombrar las diferentes partes de su cuerpo, incluyendo las áreas sexuales: el pene, la vagina, las nalgas… con palabras que no tiene miedo de pronunciar frente a los adultos. Estas palabras no deben ser consideradas sucias, insolentes o impertinentes. El niño debe aprender a identificar las áreas íntimas y privadas para que sean respetadas en su propio cuerpo y respetadas en el de los demás.

El niño debe saber que puede confiar en los adultos y que los adultos están disponibles para escucharlo, y que tiene derecho a negarse, incluso usted mismo, a cualquier acción que le haga daño o le asuste. Debe poder decir que se siente triste o incómodo.

Refiérase a libros apropiados para su edad para ayudar a su hijo a entender que las relaciones sexuales entre adultos consentidos son placenteras y satisfactorias.

También puede visitar nuestro sitio web dedicado a los niños y preadolescentes:
nonono.help

¿Es necesario hablar con un niño sobre el abuso sexual que se conoce en su entorno?


Si el niño entra en contacto con un agresor, se le debe advertir que se proteja a sí mismo.

En otros casos, las preguntas de su hijo (a) deben ser contestadas de acuerdo a su edad y aplicación. Si un secreto familiar pesado es perjudicial para el desarrollo de un niño, las revelaciones prematuras también pueden ser perjudiciales. No dude en pedir la ayuda de un terapeuta para guiarle y acompañarle.

Cómo identificar a un niño que ha sido abusado sexualmente


Un niño no tiene el conocimiento, la experiencia o las palabras para decir lo que ha experimentado o sufrido porque la sexualidad es desconocida para él o ella. Es con su cuerpo que expresará su sufrimiento y su incomodidad.

En caso de duda, consulte a un profesional.

Aquí hay algunas señales que pueden alertarlo:

moretones, dolores y llagas en las partes íntimas, muslos o en cualquier otra parte del cuerpo;

irritaciones genitales y orales, infecciones urinarias recurrentes;

alto aumento/pérdida de peso;

en niños mayores, trastornos alimentarios, signos de auto-daño y escarificación, uso de drogas y alcohol.

A continuación se presentan algunos cambios de comportamiento que pueden alertarlo:

se aísla, ya no cuenta sus días, ya no dice lo que hace, desinteresado en lo que amaba;

está asustado, se niega a ir a ningún lado solo;

su rendimiento académico se deteriora;

se niega a abrazar, rechaza la proximidad física;

ya no quiere desnudarse delante de un adulto para lavarse, para un examen médico o para ir a la piscina/playa;

está ansioso, nervioso, a menudo llora o se enoja, retrocede, empieza a actuar y a hablar como un bebé, chupándose el pulgar, mojándose la cama mientras estaba limpio;

ha perdido el apetito, sufre de insomnio, tiene miedo de quedarse dormido, tiene pesadillas recurrentes;

muestra un interés anormal por la sexualidad: aborda temas sexuales de los que no debe ser consciente a su edad, imita juegos sexuales, masturba o imita ruidos sexuales en público, hace dibujos tendenciosos, multiplica comportamientos seductores;

está siendo agresivo con la gente que le rodea.

¿Qué hacer si un niño ha sido abusado?


En primer lugar, mantengan la calma.

Cree en el niño, ayúdale a expresarse con sus palabras infantiles sin añadirles nada y sin dejarse abrumar por tus preocupaciones, tu imaginación y tu conocimiento de la sexualidad. No le hagas repetir, o decirle muchas veces por lo que ha pasado.

Llevarlo cuanto antes a los servicios competentes (policía, gendarmería) para que sea atendido por profesionales capacitados para recabar sus opiniones.

Deje que los profesionales jurídicos entrevisten al presunto agresor y lleven a cabo sus investigaciones.

Cuidar del bienestar y la protección del niño sin buscar nunca la justicia usted mismo.

Si tiene alguna duda o si los comentarios del niño no están claros, puede llevarlo a un terapeuta infantil.

En cualquier caso, dígale a este niño o niña que tenía razón al hablar con usted, felicite a él o ella por su valor y agradézcale por confiar en usted.


Puede llamar al número de teléfono de su país para hacer un informe.

¿Qué pasa si su hijo o adolescente ha abusado sexualmente de otro niño?


Si su hijo ha abusado de otro niño, puede ser porque él o ella ha experimentado, visto u oído cosas que han afectado su desarrollo emocional y sexual. Ofrezca hablar con un terapeuta infantil y acompáñelos si están de acuerdo.

También sería prudente consultar a un terapeuta, solo, en pareja o en familia, para pensar cómo funciona su familia y entender por qué su hijo no ha asimilado las prohibiciones fundamentales.

 

La Carta


Al firmar este contrato, usted se compromete a nunca abusar de ningún niño.

Experimento atracciones sexuales que no he elegido y de las que no soy responsable.

Reconozco que soy responsable de mis elecciones, declaraciones y acciones.

Reconozco que los niños son individuos por derecho propio, dependientes de los adultos y necesitados de su protección, cuidado y consideración.

Reconozco que la sexualidad de un niño no es lo mismo que la sexualidad de un adulto.

Entiendo que un niño no ha alcanzado la madurez física y psicológica para aceptar una experiencia sexual.

Entiendo que el abuso sexual tiene consecuencias duraderas, dolorosas e incapacitantes para la vida de un niño, independientemente de su edad.

Así que me comprometo hoy y por el resto de mi vida a nunca abusar de ningún niño.

Si alguna vez me encuentro en presencia de un niño y siento deseo por él o ella, me comprometo a distanciarme de ese niño o a hacer todo lo que esté en mi mano para que no sufra este deseo de ninguna manera.

Me comprometo a nunca besar o acariciar a un niño mientras siento deseo por él.

Nunca expondré deliberadamente a un niño a una situación que pueda perturbar o excitarlo sexualmente.

Me comprometo a hacer todo lo que esté en mi mano para no encontrarme nunca en una situación en la que, bajo la influencia de una sustancia o de un estado, mis impulsos sexuales pudieran asumir este compromiso.

Me comprometo solemnemente a respetar este compromiso ahora y para siempre.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

 


PedoHelp® es un proyecto internacional de información y prevención de la pedofilia.

Este proyecto gratuito, internacional y ecorresponsable tiene como objetivo sensibilizar a muchos actores en un esfuerzo por reducir el número de agresiones sexuales contra los niños.

Cuantas más personas informadas haya, menos víctimas habrá.


La Asociación Une Vie® está comprometida a promover el respeto entre los individuos y la realización del individuo y el colectivo.

Esto incluye la difusión de contenidos de sensibilización para proteger a los niños del riesgo de abuso sexual.

Para más información, visite nuestro sitio web en
1vie.org

 
 
Los principios


Gratuito

Los materiales se distribuyen gratuitamente por muchos canales en todo el mundo.


Internacional

Los materiales se traducen a muchos idiomas para que sean accesibles al mayor número de personas.


Eco-responsable

El proyecto limita su impacto en el planeta a lo largo del proceso de creación y distribución.

 

Patrocinadores y socios